Los juegos olímpicos de la antigua Grecia | Origen

El origen de los juegos olímpicos de la Grecia antigua se pierde en el tiempo, hasta ser parte de la mitología griega integrándose a los diversos mitos de dioses y semidioses, algunos dirán que sería el mismo Zeus el creador de los juegos olímpicos, luego de derrotar a su padre Cronos y convertirse en el amo del mundo junto a sus hermanos crearía los juegos olímpicos para celebrar su victoria en el conflicto que se conoce como Titanomaquia.

Otra historia le entrega la responsabilidad al Dactilo cretense Heracles, al que Rea le encomendó el cuidado del niño Zeus. Heracles corrío hasta Olimpia con 4 de sus hermanos para entretener al recién nacido Zeus, al ganar se puso una corona de olivo y estableció la costumbre de celebrar una serie de eventos deportivos cada 4 años en honor al dios.

Pero también se otorga la responsabilidad de su origen al semidiós Heracles, que luego con la llegada de los romanos se conocerá como Hércules. Heracles crearía los juegos olímpicos con el deseo de celebrar la victoria de Zeus sobre su padre Cronos.

herculesHércules

La veracidad de estos acontecimientos míticos que ocurrieron mil años antes se sostiene con autores mucho más antiguos, como por ejemplo Píndaro del siglo VI a v a. C. La antorcha pasaría Pelope quien sería el nuevo restaurador de los juegos olímpicos prehistóricos, para celebrar que habría vencido al rey Enomao  padre de su esposa Hipodamia. De nuevo entraría en escena Heracles o hércules, quien celebraría su victoria ante el rey Augias, que luego de enterarse que sus establos habían sido limpiados por obra de un río que Heracles desvió, incumpliría su promesa de regalarle una parte de su ganado si realizaba la misión en un solo día, deseoso de cobrar venganza Heracles le declaró la guerra a Augias, perdiendo la primera batalla pero 3 años más tarde le derrotaría, por lo que como ya he dicho crearía los juegos olímpicos en honor a esta victoria.

Dentro de la tradición griega se cree que el restablecimiento de los juegos olímpicos en Olimpia fue el resultado de una consulta de y Ifito rey del Elide al oráculo de Delfos. La Pitia, que era la mujer que entraba en trance y cuyo mensaje era interpretado por los sacerdotes, le habría aconsejado que repusiera los juegos en honor de Zeus y los dioses, con lo que libraría elide de los ataques de Esparta por lo que se puede establecer la fecha de la reposición de los juegos olímpicos hacia el 884 a. C.

Pero hasta el 776 a. C no quedaría constancia escrita de ningún vencedor de los juegos, por esto la fecha más aceptada para dar un sentido cronológico a los juegos es el 776 a. C.

Según excavaciones hechas a finales del siglo XX por alemanes en Olimpia, se puede interpretar que hubo celebraciones deportivas en el siglo décimo a. C, sin duda hay algo de verdad en las tradiciones que relataban juegos en las cercanías de Olimpia en tiempos muy anteriores al siglo octavo a. C.

ZeusZeus

Juan Rodríguez López en su libro “historia del deporte” nos cuenta lo siguiente: se acepta en la antigüedad y se acepta generalmente hoy que sólo se habría disputado una prueba deportiva durante las primeras 13 celebraciones de juegos olímpicos, esta prueba era la carrera del estadio «dromos», más adelante se irían añadiendo las demás.

En el siglo séptimo está prácticamente completo el programa deportivo clásico de los juegos olímpicos de la antigüedad, bien es cierto que habría ligeros cambios de añadir o suprimir algunas pruebas, pues esto siempre fue una potestad que tuvieron los organizadores.

En la antigua Grecia no sólo se les celebrarán los juegos olímpicos, sino que cada ciudad tenía sus propios juegos, así como su divinidad protectora y su santuario. Alrededor de dichos templos se celebraban periódicamente juegos.

Como se puede observar los juegos olímpicos y sus homólogos tienen una fuerte relación con la religión de los griegos, los juegos eran fiestas en honor a los dioses del olimpo que durante mil años congregaron en Olimpia a todo el mundo griego, sin importar las guerras u odios que hubiera entre las ciudades-estado, desde el principio de la historia griega las competiciones deportivas estaban unidas a las fiestas religiosas, la celebración cuadrienal de los juegos olímpicos era a la vez peregrinación religiosa al santuario de Zeus. Debido a este fuerte componente religioso había una tregua olímpica.

En los tiempos que no había juegos olímpicos residían únicamente sacerdotes y magistrados como también de otros que iban a visitar el templo de Zeus y los atletas que se preparaban para los concursos venideros. Fuera del ámbito religioso había otras razones para asistir a los juegos olímpicos, al ser tan importante el deporte y los rituales religiosos se concentraban muchas personas en las calles de Olimpia, por lo que los filósofos asistían para divulgar sus ideas aprovechando la gran cantidad de personas que iban a los juegos, también los escritores como Herodoto asistían a los juegos olímpicos para divulgar sus escritos y hacerse famosos, otra razón para asistir es que al igual que hoy la gente iba Olimpia para hacer turismo y observar el arte en sus templos.

Otro dato que consideró importante comentar, es que al no haber infraestructura para descansar en Olimpia, los visitantes acampaban en tiendas de campaña, el clima en que se celebraban los juegos y las condiciones en que pasaban los visitantes eran muy difíciles debido a las pocas o nulas comodidades y el calor de verano.

Para poder participar en los juegos olímpicos era indispensable ser parte de la nobleza, en los primeros tiempos todos los competidores debían ser helenos y no de otras etnias, también quedaban excluidos esclavos y aquellos que habían sido condenados por actos criminales, quienes iban a competir en los juegos olímpicos eran entrenados desde la adolescencia, especializándose en un deporte con la esperanza de triunfar y traer honor a su ciudad.

Como premio el campeón olímpico tenía acceso libre a los alimentos de su ciudad, no pagaba impuestos el municipio cubría todos sus gastos y se le reservaba sitios de honor en el teatro. Otro honor que se otorga a los campeones es que podían ser esculpidos y expuestos a la admiración pública.

Aunque la participación de las mujeres en el ámbito deportivo fue muchísimo menor, no quiere decir que no hayan participado en pequeños eventos. Los juegos Hereos se organizaban cada 4 años en honor a la diosa Hera, consistían en la carrera en la que corrían las mujeres en distintos grupos según su edad, el primer grupo eran las mujeres más jóvenes, luego las de mediana edad y por último las de mayor edad. También las mujeres tenían participación en los juegos olímpicos, pero solo en una prueba, que consistía en una carrera a pie de 154,3 metros.

Un indicio de su pérdida de valor sagrado, es que comienza a profesionalizarse el deporte y los deportistas compiten por dinero y no como una forma de rendir culto a los dioses o representar a su ciudad de estado. Politización, secularización es decir la pérdida de su carácter sagrado y su profesionalización podrían ser las características de los comienzos del período helenístico que continuaría en el mismo sentido en el periodo romano.

Leave a Comment