Las legiones romanas – Cadena de mandos

Las legiones romanas fueron un gran éxito en su época, ya que eran muy eficientes y ningún ejército del mundo fue capaz de batirlas, salvo alguna excepción.

Veamos a continuación la jerarquía de mandos:

Los mandos son muy importantes, ya que si tenemos unos mandos eficientes podremos tener una mayor coordinación y eficiencia a la hora de utilizar las fuerzas.

La figura más importante en la jerarquía de alto mando sería el emperador, que es el jefe supremo, luego tendríamos los primeros ministros que se llaman Prefectos de Pretorio y que constituyen el alto mando militar. En cada lección el máximo exponente es el general y es quien da las órdenes por encima de todos. En ocasiones, antes de la reforma de Mario podía ser un Pretor y después fueron normalmente cónsules.

Un cónsul es la figura más representativa con poder real y que puede mandar incluso varias legiones a la vez o incluso toda una región de todo un ejército. Otra figura importante es el Legado, que a veces coincide con la figura del general, el Legado en ocasiones se le puede llamar comandante, en especial si tiene bajo su mando una región o varias unidades o legiones.

Hay también otros términos como Legado Imperial Propretor, que es el que iría después del gobernador de una zona. Como podemos observar aquí muchos puestos son de magistratura, como se ve la terminología de los mandos a veces es confusa ya que se utilizan puestos de responsabilidad administrativa mezclados con puestos de responsabilidad militar, hay que considerar que siempre hay un general al mando de cada legión que tiene experiencia militar al margen de los posibles mandos administrativos.

Veamos a continuación el mando medio, en el mando medio vamos a tener los oficiales, que son una de las claves del éxito de las legiones, en concreto vamos a tener por un lado los oficiales que son siete y por otro lado tendremos los centuriones. El centurión es el verdadero puesto clave dentro de la legión, hay normalmente siete oficiales en una legión, uno es el Prefecto y seis son los Tribunos, en ocasiones puede haber más de un prefecto.

Dentro de los Tribunos, hay un tribuno que es Laticlavio y hay otros 5 tribunos que son Angusticlavios. El tribuno Laticlavio hace el papel de consejero y tiene poderes judiciales, suele ser una persona joven de unos 20 años y llevan una banda púrpura, cuando el legado está indispuesto o ausente, hace las funciones de legado. Los tribunos cuando había una falta grave por parte de un legionario podían mandarlo a matar, los seis tributos suelen alternarse en el mando y suelen ser aristócratas que cumplen de esta manera una de sus obligaciones con el cursus honorum o carrera política, que incluye cargos militares y políticos, sin embargo no son verdaderamente militares y resulta peligroso dejarles al mando de una legión.

Siguiente nivel

El siguiente nivel es el de Centurión, el centurión es la pieza clave en la legión romana, ya que se caracteriza por infundir disciplina y eficacia en las tropas. En cada cohorte hay unos cinco o seis centuriones y reciben los siguientes nombres: en primer lugar tenemos el Primus Pilux que es el primer centurión, después tendremos el Prínceps Prior, el Astatus Prior, el Príncipes Posterior y el Astatus Posterior. Normalmente en una legión tendremos hasta un total de 59 centuriones.

El Primus Pilux es el centurión con mayor rango en la legión y es una pieza clave y fundamental en la legión, el cargo de Primus Pilux sólo se ejercía durante un año. Por encima del Primus Pilux tiene a los tribunos, al prefecto y al legado o al general.

El Centurión suele llevar una Vara de vid y tiene la cresta dispuesta en horizontal encima del casco. En las legiones se exigía disciplina férrea y obediencia ciega y los centuriones eran los encargados de que esto se cumpliera, se esperaba por lo tanto que los legionarios fueran auténticas máquinas de matar.

Por debajo de los centuriones tenemos los Principales y aquí hay varios tipos: los Optio que por ejemplo son el equivalente a un sub oficial y que son los que ayudan a los centuriones, tendremos también el portaestandarte, que son los que llevan los estandartes o por ejemplo el águila. También tenemos los Teserarios que se encargan de las contraseñas y también tenemos los cornetas, los músicos, etcétera. Además también podemos decir que existen legionarios que pueden desempeñar diferentes ocupaciones, como sastre, armero o carpintero etcétera.

Los veteranos que por ejemplo permanecían en la región eran ascendidos al puesto de Optio o incluso de Centurión, hay que añadir que el periodo de servicio después de la reforma de Mario en donde el ejército es profesional, era de aproximadamente unos 20 años, las legiones raramente recibían reemplazos, con lo cual el número de una región casi siempre era inferior. También por último había que decir que hay personal que no es estrictamente militar, como ayudantes de campo, secretarios y ordenanzas, éstos son los llamados beneficiari y a menudo eran hombres mayores.

Leave a Comment